viernes, 3 de agosto de 2012

* ¿Por qué algunas mujeres engordan "SÓLO" el vientre? *


Cualquier mujer con puede tener un vientre plano pero, por desgracia, esto no es algo de lo que disfrutamos todas y además el riesgo de tener un vientre bien redondito aumenta con la edad. Veamos cuáles son los motivos por los que una mujer puede tener demasiado vientre.


La genética juega un papel importante
Existen dos tipos de morfología: ginoide y androide. La primera es típicamente femenina y es en la que las grasas tienden a acumularse en los muslos y nalgas, os suena este caso?. El tipo de morfología androide es más característico de hombres, cuya grasa tiende a acumularse en el abdomen. Entre estas dos formas corporales todo es posible, es decir, existen mujeres que de forma genética son más propensas a acumular grasas en el vientre.



La menopausia
Con el cese de la secreción hormonal durante la menopausia la morfología de las mujeres cambia, pasando de una figura ginoide a androide. En otras palabras, la distribución de las grasas varía pasando de los muslos al abdomen, consiguiendo así que las piernas adelgacen y el vientre engorde.
Las mujeres que siguen un tratamiento de reemplazo hormonal para la menopausia conservan su figura ginoide, pero las que no siguen este tipo de tratamiento deben estar atentas, ya no solo por belleza, sino también por salud.

El estreñimiento aumenta el hinchazón de vientre
El estreñimiento es un trastorno digestivo muy frecuente en las mujeres, lo que les aumenta el riesgo de hinchazón de vientre. Como solución para mantener un vientre plano está luchar contra el estreñimiento. ¿Cómo?:
• Habitúate a beber 1,5 litros de agua al día y evita los refrescos o el alcohol.
• Aumenta el consumo de frutas y verduras de alto contenido en fibra.
• Evita los alimentos grasos como frituras o ciertos guisos.
• Evita los azúcares simples (pan blanco, bollería industrial) y opta por los complejos (el pan integral es la mejor opción).
El sedentarismo también aumenta el vientre
Lucha contra el sedentarismo haciendo ejercicio de forma regular, por supuesto teniendo en cuenta tu edad y tu capacidad física. Ejercicios como caminar, nadar o ir en bicicleta pueden aportar un gran beneficio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada